A la memoria de mi padre:
  José Berni Gómez q.e.p.d.
  El inició esta colección
COLECCIONISTA DE VITOLAS DE PUROS
Juan  Alberto Berni González  A.V.E. 1415
 
GANDES TABAQUEROS - JUAN ANTONIO BANCES
EL ENIGMA DE LA DENOMINACIÓN DE LA MARCA HENRY CLAY

Artículo publicado en la Revista de la A.V.E. nº 354 Jul-Sep. 2015
Autor: Juan Alberto Berni González.  A.V.E. nº 1.415

. . .
Retrato de los tres protagonistas de esta “historia de relaciones”.
De izquierda a derecha: Juan Antonio Bances (*5), Pierre Soulé y Henry Clay (*7).

Cualquiera que se haya asomado a la historia de esta prestigiosa marca de tabaco cubana, fundada en 1850 por los asturianos Juan Antonio Bances y Julián Álvarez, se habrá hecho las mismas preguntas:

En mi modesta opinión, esta última pregunta siempre fue la más difícil de contestar y ha constituido el principal objetivo de este artículo. Confío que en él hayamos encontrado la respuesta a estas incógnitas.

Tanto en el terreno de la historia como en el de la ciencia, ocurre que los descubrimientos suelen ser fruto de la casualidad, y en este caso también lo fue. La  suerte, junto con las potentes herramientas de comunicación que hoy nos ofrecen las nuevas tecnologías, hicieron posible que conociera a la abogada y escritora francesa Catherine Chancerel (*1) y nos cruzáramos información.
En aquellos momentos, ella estaba escribiendo un libro donde, colateralmente, se hablaba del industrial tabaquero y gran hombre de negocios Juan Antonio Bances, ya en la última fase de su vida. En una de nuestras conversaciones e intercambios de datos, me sugirió la idea de escribir sobre este tema tan interesante, basado en  datos contenidos en su libro, aunque me pidió que no lo difundiera hasta el momento de su publicación.

Castillo de Coumes - Postal antigua. (*7)
Como veremos a continuación, dichos contenidos nos ha permitido conocer datos inéditos sobre los últimos años de la vida privada de Bances, que revelan de forma fehaciente la existencia de un "personaje clave", que abre una puerta para poder desvelar estas incógnitas. Las relaciones personales y profesionales de este personaje con Juan Antonio Bances y con Henry Clay constituirán las bases argumentales sobre las que basaremos  nuestra hipótesis.


HILO ARGUMENTAL DE LA HISTORIA
.
El punto de partida de la historia, a partir de la cual iremos viendo cómo se forma una compleja red de conexiones entre nuestros protagonistas, comienza en un castillo de los Pirineos franceses en la localidad de Ariége,  conocido como el Chateau de Coumes. Allí, las personas más viejas del lugar recordaban vagamente que el propietario del castillo era “un hombre muy rico de nombre Bances”. Algunos creían de origen argentino, pero nadie sabía más.

Según  nuestra fuente de información (*1), el castillo había pertenecido anteriormente a Pierre Soulé. Para la mayoría de nosotros, este nombre quizás  no nos diga nada, pues solo es conocido en su Francia natal y sobre todo en los EE.UU., país donde acabaría residiendo y haciendo carrera, después de fugarse  de una cárcel francesa en 1825, donde fue recluido a causa de sus actividades revolucionarias.

Pero no voy a aportar más datos innecesarios sobre su vida, ya que en este caso, lo que realmente  importa no es la biografía de Pierre Soulé, sino sus conexiones y vinculaciones con Juan Antonio Bances y con Henry Clay.
Los acontecimientos  que se van a relatar son  totalmente  verídicos, aunque no deberéis confundirlos con las conclusiones que de ellos se deriven, pues éstas no dejan de ser deducciones lógicas muy  probables pero que, a falta de pruebas, carecen de rigor.

 

UNA HIPÓTESIS MUY PROBABLE
Según el análisis de los complejos vínculos entre sus protagonistas, PIERRE SOULÉ sería el PERSONAJE CLAVE que puso en contacto al famoso senador HENRY CLAY con el empresario JUAN ANTONIO BANCES ÁLVAREZ, fundador de la marca de cigarros con dicha denominación, en sociedad con su amigo y paisano JULIÁN ÁLVAREZ GRANDA.
Sería él quien haría de puente entre ambas partes, intermediando y negociando con el senador los términos del contrato, para que finalmente se lograra la firma para la cesión de sus derechos de imagen a la marca de tabaco cubana HENRY CLAY.

 

..Juan Antonio Bances y Angele Sentmanat (*6).


LAS RELACIONES ENTRE JUAN ANTONIO BANCES Y PIERRE SOULÉ.
Pierre Soulé, que había nacido en la localidad francesa de Castillon-en-Couserans, debió comprar el cercano Castillo de Coumes sobre el año 1836, cuando era ya ciudadano norteamericano y un famoso abogado de Nueva Orleans; también participaba activamente en la política de los EE.UU. El castillo era entonces una pequeña fortaleza medieval muy poco habitable. Unos pocos años antes del comienzo de la Guerra de Secesión norteamericana de 1861, Soulé vendió el castillo (se desconoce a quién), falleciendo en 1870.

Juan Antonio Bances, sobre 1880, con sesenta años de edad, rico y soltero, contrae matrimonio con una joven y bella criolla de cuarenta años, originaria de Nueva Orleans, Angele de Marigny Sentmanat, que había enviudado en 1878 de Nevil Soulé, que casualmente era hijo de nuestro personaje protagonista, PIERRE SOULÉ.
Poco tiempo después de su boda, Bances compró el viejo castillo medial de Coumes, años atrás propiedad de Soulé, y entre 1883 y 1887 lo reformó  por completo, transformándolo en una cómoda mansión, aunque conservando en su estructura las dos esbeltas torres que Soulé había levantado.
Angele y Juan Antonio vivieron juntos veintisiete años. Angele debió aportar al menos un hijo de su anterior matrimonio. Falleció en Cuba en 1991 y está enterrada en el cementerio de Colón, en La Habana.
Juan Antonio Bances fallecería el 23 de julio de 1907, a la edad de ochenta y siete años.  En la actualidad , el castillo es propiedad privada, y pertenece a la familia Begouen.

Por lo tanto, ya tenemos un primer nexo de relación importante entre Bances y Soulé (en este caso familiar), que nos permite asegurar  que  Pierre Soulé y Juan Antonio Bances se debían conocer anteriormente, aunque no podamos concretar el momento exacto.
De hecho, tenía un familiar en La Habana, donde pasaba algún tiempo todos los años por placer y por mejorar su salud a causa del clima de Nueva Orleans, pero seguramente también para hacer negocios allí.
Hay que tener en cuenta que Soulé hablaba español con fluidez, con la dulzura y el encanto de aquel que creció en la cultura de los Pirineos Franceses. En el valle donde nació, Castillon-en-Couserans, el idioma oficial era el francés pero la gente hablaba el gascón, de igual modo que ocurre en el Valle de Arán con el aranés, otra variedad del gascón.

Otro detalle que demuestra el grado de vinculación que ambos personajes tenían, aunque no sepamos desde cuándo, es la colaboración que brindó a los refugiados de Luisiana, una vez desencadenada la Guerra de Secesión de los EE.UU, en 1861.
Soulé no era partidario de los secesionistas, pero finalmente tomó partido por Luisiana, razón por la que, en 1862, fue exiliado a Cuba. Bances hizo posible el intercambio de información a través de correos entre Nueva Orleans, que estaba ocupada por la Unión, y los refugiados confederados de Luisiana, que estaban resistiendo en la ciudad de Mobile. Como ambas zonas estaban incomunicadas a causa de la guerra, rompían el bloqueo enviando correos a Cuba a nombre de Juan Antonio Bances, que a su vez lo reenviaba después a Nueva Orleans como si viniera de Cuba.

Sobre todo, Pierre Soulé es conocido en términos históricos por su participación, en 1854, en el intento de compra de Cuba por los EE.UU. El plan, diseñado por el presidente Franklin Pierce, nombró a Soulé embajador de EE.UU. en España y le comisionó para liderar el proceso, autorizándole a poner 130 millones de dólares sobre la mesa de negociaciones. El proceso resultó en un estrepitoso fracaso e influyó decisivamente en el declive de su carrera políticA. Las conclusiones se plasmaron en el famoso Manifiesto de Ostende. (*9)

 

.El lujoso Hotel San Luis de Nueva Orleans (*7)

LAS RELACIONES ENTRE PIERRE SOULE Y HENRY CLAY.
Pierre Soulé había llegado a Nueva Orleans en 1825, a los 24 años. Aunque era un desconocido, pronto se convirtió en un famoso abogado y promotor de la ciudad. Se involucró en el mundo de los negocios, y ya sobre 1836 poseía acciones francesas del "Saint Louis Hotel" en Nueva Orleans.
Entró en política en 1847 por un corto periodo de tiempo, sustituyendo a un senador fallecido, pero entre 1849 y 1853 ocupó plaza de senador electo por el estado de Luisiana, que tuvo que abandonar pues fue designado Embajador de EE.UU. en España. 

Henry Clay era senador por Kentucky desde 1806. Residía en su mansión de Ashland, en Lexington, entonces perteneciente a Virginia (hoy estado de Kentucky), pero mantenía importantes vínculos con Luisiana, tanto personales como profesionales. Allí vivía un hermano suyo, casado con una dama criolla nativa de Nueva Orleans. También tenía allí a su hija,  que estaba casada con tal Durald, de origen francés, con importantes plantaciones en Attakapas (Golfo de México).
En el plano político y público, viajó a Luisiana en bastantes ocasiones. Fue famoso el recibimiento que le hizo el pueblo de Nueva Orleans en el invierno de 1842, celebrando el acontecimiento con una cena y baile en su honor, en el lujoso Hotel San Luis. (*3)

No se sabe con certeza cuándo se conocieron por primera vez personalmente. Eran de partidos opuestos, y por tanto rivales en lo político: Pierre Soulé pertenecía al Partido Demócrata y Henry Clay a los llamados “Whig Party”, que en 1860 se convertirían en el Partido Republicano. Están documentados (*2) los duros enfrentamientos que ambos tuvieron en el Senado a través de sus famosos discursos  sobre el espinoso problema que se desencadenó a raíz de la incorporación de los nuevos estados ganados a México con en la Guerra entre ambos países (1846-1848), asunto que terminó con “El Compromiso de 1850”. (*8) 
El acuerdo exigió grandes esfuerzos negociadores y de acercamiento de posturas entre ambas partes, lo cual nos lleva a pensar en un estrecho contacto entre Clay y Soulé, tanto en el plano político como en el personal (reuniones, debates, charlas informales, etc…).

.Senado de los EE.UU. El senador Henry Clay toma la palabra (*7).


Cuando el Senado de los EE.UU., en votación del 31 de julio de 1850, rechazó la propuesta de Henry Clay sobre “El Compromiso” (*8), éste regresó exasperado a su mansión de  Ashland, en Kentucky. El anciano senador estaba ya bastante enfermo; la tuberculosis le minaba día a día, y su gran fortaleza decaía por momentos. Por todo ello, viajó a varios países cálidos con la esperanza de que un cambio de clima ayudase a su deteriorado estado de salud.  El 29 de junio de 1852, Henry Clay, agotado por la enfermedad, fallecería de tuberculosis.

Pero hubo un hecho definitivo: La breve visita que Henry Clay realizaría a Cuba camino a Nueva Orleans, entre el 17 de marzo y el 5 de abril de 1851. La estancia no solo fue por motivos de salud, pues según consta documentalmente, en la segunda quincena de marzo de 1851, Henry Clay figura en Cuba realizando gestiones diplomáticas con el recientemente nombrado Capital General de Cuba, José Gutiérrez de la Concha, acompañado por el cónsul norteamericano en La Habana. (*4) 
Aparte de reponer su quebrantada salud en Cuba y de realizar gestiones políticas, el senador debió “aprovechar” el viaje a Cuba para cerrar con Bances el acuerdo sobre los derechos de imagen para la denominación de su marca de tabaco “Henry Clay".
Según nuestros datos, la marca se había registrado en el año 1850, por lo que se supone que solo debía faltar la formalidad de su firma, pues con toda seguridad los detalles del contrato habrían sido preparados concienzudamente en anteriores encuentros y reuniones con Pierre Soulé en su bufete de Nueva Orleans o incluso en los despachos del Capitolio de Washington, quién sabe.  Desafortunadamente no podemos confirmarlo, al menos por  ahora.

 

.Anillas de la marca Henry Clay con su retrato.

CONCLUSIONES.
Aunque no se pueda demostrar documentalmente, resulta evidente el papel de PIERRE SOULÉ como la persona clave que inició e intermedió, alrededor de 1849/1850, las negociaciones entre el tabaquero y empresario Juan Antonio Bances y el senador Henry Clay sobre la denominación de la marca con su nombre.
Todo indica que debió ser así, aunque no es posible asegurarlo desde un punto de vista científico o riguroso. Por otra parte, se desconoce quién fue la persona que tuvo la brillante idea de denominar la marca con el nombre de Henry Clay. Pudo ser cualquiera de los dos socios fundadores: Juan Antonio Bances o bien Julián Álvarez, ambos contrastados hombres de negocio; pero también pudo ser el mismo Pierre Soulé, político sagaz, excelente abogado y también empresario como ellos.

En cualquier caso, se trataba de una idea excelente y muy apropiada en aquellos momentos, para introducir dicha marca cubana de tabaco en el emergente mercado estadounidense con la denominación de Henry Clay, aprovechando la enorme popularidad y prestigio del viejo senador en aquel próspero país. Con seguridad, el senador Clay no podía imaginar que parte de su fama a nivel mundial vendría dada por el éxito de una marca de tabaco  cubana que propagó su nombre por todos los rincones del mundo. También dejó para el arte gráfico un buen número de joyas litográficas, como por ejemplo la corona que vemos a tamaño natural, arriba a nuestra derecha.

 

FUENTES DE INFORMACIÓN

(*1)  “El hombre del Gran Rio” es un libro editado el 17 de abril de 2014, cuyo autor es la abogada y escritora francesa Catherine Chancerel. “El hombre” del título es Pierre Soulé, protagonista del libro y figura principal de este artículo, y “el Gran Rio” es el Mississippi. Ella fue quien descubrió la vinculación entre estos tres personajes, y me propuso escribir sobre ello.
Aunque no tengamos pruebas, ambos estamos seguros de la evidente conexión entre Henry Clay, Pierre Soulé y Juan Antonio Bances para conseguir la denominación de la nueva marca de tabaco Henry Clay.
En estos momentos está escribiendo un segundo libro basado en la historia real de Juan Antonio Bances y Angele de Marigny Sentmanat. El libro posiblemente se titule: “Bances. El banquero cubano y la dama de Luisiana“ y lo califica como "una novela verdadera", pues sobre la base histórica, aporta cierta libertad en el romance y la conexión entre personas, además de sus reflexiones personales.
http://www.cnrseditions.fr/Litterature/6892-l-homme-du-grand-fleuve-catherine-chancerel.html
(*2)   Actas oficiales de los discursos sobre “el compromiso”, que tuvieron lugar en el Senado de los EEUU entre Pierre Soulé, senador por Luisiana por el partido demócrata y Henry Clay, senador por Kentucky del partido Whig.   https://archive.org/stream/speechofhonpsoul00soul#page/n5/mode/2up
(*3)  Durante el invierno de 1842-1843, el gran estadista Henry Clay realizó una visita oficial a Nueva Orleans alojándose en el famoso hotel Saint Louis. Allí tuvo lugar uno de los eventos más espectaculares vistos en la ciudad del Mississippi  por aquellos tiempos. Para celebrar su visita a la ciudad, se organizó una cena y baile en su honor con música interpretada por la Orquesta de la Ópera francesa a la que asistieron seiscientas personas que pagaron la cuantiosa suma de 100 dólares cada una.     http://www.storyvilledistrictnola.com/royal_hotel.html
(*4)  Homenaje a los Mártires de 1851.  Documento del 8.8.1961 que conmemora los 100 años de las revueltas de 1851.
En la página 29 del citado documento, se cita una proclama fechada el 25.4.1851, según la cual el presidente de los EE.UU., Millar Fillmore, apoyaba al gobierno español en las revueltas revolucionarias de los cubanos de aquellos días.
En dicho o documento figura textualmente:
« Documento que corroboraba cuanto le había expresado treinta días antes, personalmente a Concha, el Senador americano Henry Clay en la visita que le hiciera en la segunda quincena de Marzo, acompañado del Comodoro Parker de la armada americana y el Cónsul de los Estados Unidos en La Habana, asegurándole la cooperación del Gobierno americano a favor de España para exterminar a los cubanos. »
« El escrito en que Concha, con fecha 31 de Marzo, da cuenta al Gobierno de Madrid de haber invitado a una comida provechosa y útil a estos señores, figura en el Legajo 48 B. de Correspondencia, en el Archivo Nacional. »     http://www.latinamericanstudies.org/book/homenaje-martires-1851.pdf
(*5)  Fotografía cedida por la familia de J.A. Bances .
(*6)  Fotos procedentes de la familia Soulé, de Angele Sentmanat, cedidas por Catherine Chancerel.  
(*7)  Fotos tomadas de Internet.

DATOS HISTÓRICOS COMPLEMENTARIOS

(*8)   El Compromiso de 1850.- 
A consecuencia de la desigual Guerra entre los EE.UU. de América y la República de México (1846-1848), Estados Unidos se anexionó vastos territorios en la frontera entre ambos países. La incorporación de estos nuevos estados a la Unión desencadenó un importante problema, ya que hasta ese momento se mantenía un delicado equilibrio político y de poder entre los estados esclavistas del Sur y los estados libres o abolicionistas del Norte. Pero la incorporación de estos nuevos estados ganados a México rompió el equilibrio.
La situación se complicaría aún más cuando, en 1849, California solicitó la condición de “estado libre”, con lo que los sureños perdían el empate en estados libres y esclavos en el Senado de Estados Unidos que se había mantenido desde 1820, con la aprobación del Compromiso de Missouri. Así, el Sur se negó a apoyar la admisión de California a la Unión.
A pesar del importante apoyo del prestigioso senador Henry Clay a una solución negociada que evitara el riesgo muy probable de secesión, el Senado rechazó “el Compromiso” en una votación el 31 de julio de 1850. A ello se opuso el líder del partido demócrata liderado por el senador John C. Calhoun, que apoyaba a los estados esclavistas del Sur, pero también fue rechazado por bastantes representantes de los partidos del norte, antiesclavistas.
El senador demócrata de Illinois Stephen A. Douglas, logrará in extremis una solución de consenso o compromiso. En lugar de proponer las diferentes medidas como un solo proyecto de ley, decidió dividirlo en varios paquetes de leyes, que lograron poner fin a un largo enfrentamiento entre ambas partes. California entró a formar parte de la Unión como estado libre a cambio de concesiones a los estados esclavistas del Sur. A este pacto se le llamó “El Compromiso de 1850” y fue firmado en el mes de Septiembre de ese mismo año.
Los senadores moderados Henry Clay y Stephen A. Douglas, militantes de partidos antagónicos, lograron el compromiso, evitando así la secesión durante otros diez años. No obstante, quedó sembrada la semilla de la discordia, que finalmente daría lugar a la Guerra de Secesión, a principios de 1861, cuando once estados sureños declararon su independencia de la Unión como los Estados Confederados de Norteamérica, proclamando a Jefferson Davis como presidente.     http://en.wikipedia.org/wiki/Compromise_of_1850

(*9)    El Manifiesto de Ostende.-
Publicación “Dos centenarios del expansionismo norteamericano: México (1848), Cuba y Puerto Rico (1898)”. Autor: Pedro Pascual Martínez . Asociación Complutense de Investigaciones Socioeconómicas sobre América Latina (ACISAL).

Los EE.UU. , dentro de su tradicional política anexionista,  intentaron hacerse con Cuba en varias ocasiones a lo largo de la historia: La primera vez fue el 30 de mayo de 1848, por el presidente James Knox Polk (1845-1849), quien ofreció 100 millones de dólares. El segundo intento lo diseñó el presidente Franklin Pierce (1853-1857) que nombró a Pierre Soulé embajador de los EE.UU. en España, encargándole que dialogara con el gobierno español para la compra de Cuba, autorizándole a poner encima de la 130 millones de dólares. Pero antes de dar un paso definitivo, el gobierno quiso conocer las opiniones de sus embajadores en París, Londres y Madrid, eligiendo para las reuniones secretas la tranquila ciudad belga de Ostende.
De aquella reunión celebrada los días 10 y 11 de octubre de 1854 saldría el documento conocido como "Manifiesto de Ostende", en el que los tres embajadores pedían a su gobierno que empleara la fuerza militar para apoderarse de Cuba, aunque también abrían la posibilidad de negociar con España su compra. Los sureños, que tenían miedo de que Cuba se convirtiera en una república independiente negra, aplaudieron el documento.
Fue un turbio asunto, en el que la Reina Madre María Cristina también jugó por su cuenta. El documento fue filtrado a la prensa neoyorquina y todo se fue al traste. En los EE.UU. la prensa libre antiesclavista lo consideró un complot para extender la esclavitud. La prensa inglesa difundió el documento y el escándalo llegó a todas las cancillerías europeas. Se echó tierra encima para tapar y olvidar el asunto, pero el pagano fue el embajador Soulé, quien dimitió de inmediato, puesto en evidencia por su propio gobierno.
Finalmente, en 1869 se produciría otro nuevo intento de compra de la isla por los norteamericanos, ya iniciada la primera guerra por la independencia o Guerra de los Diez Años (1868-1878). Hubo negociaciones entre el Presidente del Gobierno de España, Juan Prim, que terminaron bruscamente con su asesinato, el 27 de diciembre de 1870.

 

 
Contador de visitas a las páginas de
"Grandes Tabaqueros".
289802
  
Contador de visitas
a esta Web.
928294